Mousse de chocolate en crock pot

Mousse de chocolate. Receta para crock pot

Este último mes no he dejado de hacer experimentos y recetas con chocolate con mis slow cookers pequeños. Desde atemperar chocolate hasta hacer rocas y dulces de Navidad, todas las preparaciones en las que hay que fundir chocolate son ideales para dejarse ayudar por la olla lenta. La mousse de chocolate tenía que tocar tarde o temprano, que por algo es un postre de esos que acarician la boca y apagan las penas.

La mousse de chocolate es un postre muy fácil de hacer; está al alcance de cualquiera que sepa fundir chocolate en un slow cooker y montar nata y claras a punto de nieve. La crock pot nos ayuda a derretir el chocolate con suavidad, sin preocuparnos por un minuto más o menos, y con la seguridad de que fundirá bien.

Las precauciones que debes tomar con esta receta son estas: evitar que caiga agua o líquido en el chocolate mientras se funde, usar huevos muy frescos y nata muy fría para que monte bien. Lo demás será mucho más fácil que coser y cantar, y en pocos minutos tendrás montado un postre que podrás servir en cuanto haya tomado un poco de frío.

Una mousse de chocolate te da la oportunidad de sacar de la parte de atrás del armario esas copitas, ramequines o boles que están pidiendo a gritos que los luzcas. Puedes colocar la mousse con la cuchara o utilizar una manga pastelera para presentarla con un poco más de enjundia, pero lo importante es que, una vez emplatada, se enfríe en cada recipiente.

Cómo hacer mousse de chocolate en crock pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: chocolate, postres
Raciones: 4
Ingredientes
  • 4 huevos
  • 200g de chocolate negro para postres (cobertura)
  • 40g de mantequilla
  • 100g de nata para montar
  • 1 pizca de sal o cremor tártaro
Elaboración
  1. Coloca el chocolate troceado junto con la mantequilla en el slow cooker. Enciéndelo en ALTA y deja que se vaya derritiendo destapado. Remueve según vayas viendo que el chocolate se funde.
  2. Separa las claras de la yemas.
  3. Monta la claras con una pizca de sal o crémor tártaro (si lo tienes en casa) con ayuda de una batidora de varillas eléctrica y reserva.
  4. Monta la nata (debe estar muy fría) con la batidora de varillas.
  5. Cuando el chocolate esté fundido, apaga la crock pot, saca el recipiente de la carcasa y deja que se temple unos minutos.
  6. Incorpora las yemas al chocolate fundido y mezcla bien.
  7. Añade la nata montada y mezcla.
  8. Incorpora las claras a punto de nieve en dos veces, mezclando con movimientos suaves y envolventes.
  9. Cuando la mousse esté lista, ponla en recipientes individuales y refrigera durante dos horas antes de servir. Consúmela en las 12 horas siguientes a su elaboración.
Recomendaciones
*El cremor tártaro es una sal ácida que se utiliza para que claras queden firmes una vez montadas. No es imprescindible en la receta, ponlo solo si lo tienes en casa. Si lo usas, no abuses de él porque puede dejar un regusto ácido. Puedes usar una pizca de sal, que hará un efecto similar.

Utiliza huevos frescos –pero frescos fresquísimos– para hacer esta receta de mousse de chocolate. Al utilizar las yemas crudas es absolutamente necesario observar esa precaución, consumir la mousse en las siguientes 12 horas y conservar la mousse refrigerada.