Chocolate a la taza en Crock Pot

Chocolate a la taza. Receta para Crock Pot

La magia de las tardes de invierno. Ese olor que impregna la cocina, el ruido de las tazas mientras pongo la mesa, los picatostes, churros o bizcochos –según el día– para mojar y mojar. Es el chocolate de los domingos, el que hacemos en casa cuando hace fuera hace frío. Hasta ahora había que estar junto al cazo controlando el fuego, dando vueltas y vigilando el punto. Agua pasada, hacer chocolate a la taza en Crock Pot es fácil y el resultado muy reconfortante.

Si quieres hacer un plan especial con muy poco, prepara una merienda con chocolate a la taza. No tendrás que estirarte ni trabajar mucho, tan solo poner los ingredientes en el slow cooker con la antelación suficiente sin miedo a que se te pase de punto o se queme, y esperar a que esté listo.

¿Y qué puedes poner de acompañamiento para este chocolate caliente? Además de los churros, bizcochitos lengua de gato o picatostes, el pudin de roscón de reyes, la bica de Laza o alguno de nuestros bizcochos crockpoteros lo acompañarán pero que muy bien.

Cómo hacer chocolate a la taza en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: española, dulce, merienda
Raciones: 6
Ingredientes
Elaboración
  1. Vierte la leche en la olla de cocción lenta y deja que se vaya calentando en ALTA mientras preparas el chocolate.
  2. Ralla el chocolate con un cuchillo hasta que quede en pequeñas láminas o trocitos. Incorpora el chocolate rallado a la leche y remueve.
  3. Añade una cayena (o dos si quieres un matiz picante más pronunciado). Tapa la olla y cocina durante 2 horas en ALTA.
  4. A mitad de cocción destapa la olla y remueve rápidamente con un batidor de varillas.
  5. Al terminar la cocción, remueve de nuevo con el batidor de varillas para que quede homogéneo, comprueba el espesor del chocolate y, si lo quieres más líquido, añade leche y remueve.
  6. Retira la cayena, trasvasa el chocolate a una jarra y sirve al momento.

  7. Chocolate a la taza en Crock Pot
Recomendaciones
Si no quieres utilizar cayenas, puedes aromatizar el chocolate con vainilla, cardamomo, ralladura de naranja o, ¿por qué no un poco de jengibre?

Puedes utilizar chocolate a la piedra, o de cobertura en barra o en gotas. Si utilizas gotas, te ahorrarás el trabajo de rallarlo, aunque no son muy fáciles de encontrar.

No es necesario que añadas harina o Maicena para que el chocolate espese. Ambos se suelen utilizar para acelerar el proceso de espesado, pero la cocción lenta ya nos proporciona un chocolate caliente que espesa de manera natural.