Sopa de galets en crock pot

Sopa de galets. Receta de Navidad para Crock Pot

Creo que pasé mi infancia demasiado aislada de los usos y costumbres de todo aquel compatriota que no viviera a 200 kilómetros de distancia de mi casa. Mi sapiencia en cuanto a los platos tradionales navideños se extendía de Guipuzcoa, mi cuartel general entonces, a Navarra, que para eso mi madre es de allí y en casa nunca faltó el cardo en año nuevo. Y para de contar.

Suponía que todo el mundo le daba al pavo, al cordero y a la pularda. Que por las mesas de toda Hispania rodaban las kokotxas, las angulas y la sopa de pescado. Hasta que un buen día, ya zagala, alguien me habló de los canelones y la sopa de galets que se cocinan en Cataluña y Baleares en estas fechas, y el mundo se abrió ante mí.

Los canelones se preparan el día de San Esteban, para aprovechar las sobras de la grande bouffe del día 25, y la sopa de galets o escudella de Nadal es el primer plato de la comida de Navidad. Tradicionalmente se prepara un cocido completo, pero esta receta simplifica el proceso y no compromete el segundo plato.

Así que si solo quieres hacer la sopa, con un buen caldo sabroso, esta es tu receta. Puedes aprovechar las carnes que restan de la sopa para, una vez separada, añadir agua, algo más de carne y verdura (restos, un trozo de falda de ternera, el verde de los puerros, etc.) y hacer un jugo de carne para utilizar en otras preparaciones, tal y como explico en la receta de consomé de huesos.

Cómo hacer sopa de galets en crock pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: Navidad, catalana
Raciones: 4-5
Ingredientes
Para el caldo
  • ½ gallina
  • 200g de huesos de ternera
  • 300g de falda de ternera
  • 1 carcasa de pollo
  • 1 corte de hueso de jamón
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 100g de repollo
  • 1 nabo
  • 1 cebolleta o cebolla pequeña
  • 1 ramita de hierbabuena
  • Agua
Para los galets
  • 200g de galets
  • 150g de butifarra o salchichas frescas
  • 150g de carne picada de ternera y cerdo
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 2 cucharadas soperas de perejil
  • Tomillo
  • Pimienta negra
  • Sal
Elaboración
  1. Coloca todos los ingredientes sólidos del caldo en el recipiente del slow cooker y cúbrelos con agua. Cocina entre 8 y 12 horas en ALTA.
  2. Extrae el caldo y cuélalo con un colador de tela o un filtro de café. Reserva.
  3. Mezcla la carne picada, el relleno de la butifarra (aprieta para sacar la carne de la tripa), el pan rallado, el perejil, el tomillo, la sal y la pimienta negra (mejor recién molida). Prueba la sazón y rectifica si es necesario.
  4. Rellena los galets con esta masa de carne. Puedes hacerlo con una manga pastelera o con las manos. Al ser una pasta bastante grande, rellenarlos no es complicado.
  5. Justo antes de servir, calienta el caldo en una cazuela hasta que hierva y añade los galets rellenos. Cuece durante el tiempo que indique el fabricante de la pasta con un hervor suave (no más de 15 minutos).
  6. Sirve de inmediato.

  7. Sopa de galets. Receta de Navidad para Crock Pot

    Sí, es romero, pero ponle mejor hierbabuena.

Recomendaciones
Te preguntarás por qué en esta receta no se cuecen los galets en la olla, con lo que nos gusta hacerlo todo en la Crock Pot. He probado a hacerlo de las dos maneras, en la Crock y en una olla normal, y esta última es la que da un mejor resultado. En slow cooker la pasta resulta "babosa" y poco agradable de comer, además la carne se desprende de los galets y el finstro está servido. Con una cocción normal el resultado es excelente y la Crock no se sentirá celosa, ya lo ha dado todo haciendo este caldo prodigioso.

El reposo sienta muy mal a los galets rellenos. La pasta sigue creciendo y la carne se desprende, por eso es importante que los cuezas justo antes de servir la sopa.

Si vas a hacer la sopa de galets en Crock Pot para la cena de Nochebuena u otra celebración, puedes hacer el caldo con antelación e incluso mantenerlo congelado. Si en tu mesa se sientan ciento y la madre, planifica y haz varias tandas de caldo. El congelador es tu mejor amigo en este caso, descongela en frío y con tiempo y... ¡a cocer galets se ha dicho!