Sardinas con tapenade en Crock Pot

Sardinas con tapenade. Receta para Crock Pot

¿Imaginas cómo tiene que ser una tienda en la que solo venden sardinas? La primera vez que entré en La Belle Iloise de San Juan de Luz, no daba crédito. Es verdad que hay una pequeña esquina en la que venden caballa, atún y algunas latas de sopa, pero el 90% del espacio está ocupado por latas y latas de sardinas. Algunas son como para enmarcarlas, se ve que el cariño que ponen en la elaboración de las conservas lo extienden también al diseño.

Y dentro, ¡ay dentro! Son las mejores sardinas en conserva que he probado nunca, tiernas, suaves, sabrosas, y con un montón de especialidades distintas: con aceitunas, con tomate, pimienta de Espelette, salsa de ravigote, etc, etc, etc. A todas les pondría un piso, pero las que me vuelven loca de atar son las sardinas a la tapenade.

Como siempre son las primeras en desaparecer de la despensa, no me he podido resistir a hacerlas en Crock Pot. El chute de sabor de las aceitunas negras va genial con el pescado azul, así que, aunque no son ni de lejos iguales que las originales, me consuelan hasta el siguiente viaje al norte.

Cómo hacer sardinas con tapenade en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: pescados
Raciones: 3-4
Ingredientes
  • 500g de sardinas medianas (25g por pieza)
  • 2 rodajas de limón
  • 150g de aceitunas negras sin hueso escurridas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 3 anchoas
  • Pimienta negra recién molida
Para la salmuera
  • 50g de sal
  • 500ml de agua
Elaboración
  1. Pide que te limpien las sardinas enteras, eliminando solo la tripa y la cabeza. Quita las espinas sueltas que sobresalen en la zona cercana a la cabeza.
  2. Mezcla la sal y el agua de la salmuera hasta que la sal se disuelva. La proporción siempre debe de ser del 10%.
  3. Sumerge las sardinas en la salmuera durante 15 minutos. Utiliza un temporizador o cronómetro para controlar bien el tiempo.
  4. Saca las sardinas de la salmuera y sécalas con papel de cocina para eliminar el exceso de sal.
  5. Machaca las aceitunas en un mortero o tritúralas con un procesador de alimentos. Añade las anchoas hasta formar una masa homogénea. Mezcla la masa de aceitunas a mano con 100ml de aceite de oliva virgen.
  6. Distribuye las sardinas en el slow cooker y coloca encima la tapenade y las rodajas de limón. Si es una olla de cocción lenta pequeña, tendrás que hacer dos capas (colocando sardinas y tapenade en cada capa).
  7. Añade un poco más de aceite de oliva virgen extra por encima de las sardinas.
  8. Pon la tapa y cocina durante 1 hora en ALTA.
  9. Apaga el slow cooker y saca el recipiente de la carcasa.
  10. Puedes comer las sardinas de inmediato o dejar que reposen durante un día o dos en frío.

  11. Sardinas con tapenade. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
En esta receta el contraste de color es interesante. Si trituramos los ingredientes de la tapenade con al aceite, esta saldrá con un color grisaceo menos atractivo, Por eso añado el aceite al final mezclándolo a mano.

No utilices sardinas demasiado pequeñas. A esta receta le van bien las sardinas un poco grandes (a partir de 25g por pieza), es la mejor manera de poder disfrutar mejor de su carne aromatizada con las aceitunas.

No te saltes el paso de la salmuera. Aunque nunca hayas salado así un pescado y te asuste un poco, es la mejor manera de hacerlo de manera uniforme y sutil. Controla bien el tiempo y seca las sardinas con papel de cocina para eliminar el exceso de salmuera.

La elaboración de sardinas en slow cooker está especialmente indicada para los que odian el olor intenso a sardinada que se monta cuando se asan a la parrilla. No tendrás que inflar la cocina a Ambipur, palabra.