Salsa barbacoa en Crock Pot

Salsa barbacoa. Receta para Crock Pot
Abrir un bote cuesta muy poco, pero hacer una salsa barbacoa en casa, controlando los ingredientes que añades y cuidándola al chup chup, tiene sus recompensas. La salsa barbacoa, barbecue sauce o BBQ sauce, no es nada nuevo. Algunos dicen que si Cristobal Colón se trajo unos botes (barriles, supongo), otros que si en el siglo XVII ya se chupaban las falanges con esta delicia. Lo cierto es que la primera BBQ sauce que se fabricó y distribuyó comercialmente fue la de la Georgia Barbecue Sauce Company de Atlanta sobre el año 1909.

En Estados Unidos no hay una sola receta de salsa barbacoa; ahí van los nombres de algunas de las BBQ sauce más populares: Lexington Dip, East Carolina Sauce, Kansas City, Memphis Sauce, Texas Sauce o Alabama White Sauce. Estas utilizan ingredientes dispares como la melaza, la mayonesa, los chiles, diferentes proporciones de azúcar (o ninguno), vinagre o mostaza; incluso una de ellas, la Alabama White Sauce, es de color blanco, nada que ver con sus coloradas hermanas.

A esta receta que presentamos hoy nos ha dado por bautizarla Crockpotting BBQ Sauce, que teníamos el día tonto y los salseros de EEUU nos han puesto los dientes muy largos.

Cómo hacer salsa barbacoa en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: estadounidense, salsas
Ingredientes
Elaboración
  1. Pon todos los ingredientes en el slow cooker y mezcla por completo.
  2. Programa 4 horas en ALTA.
  3. Si la salsa sale algo aguada, puedes dejar que se evapore cocinando durante un rato con la olla destapada o entreabierta.
  4. Deja enfriar, guarda la salsa en un recipiente y refrigera.

  5. Salsa barbacoa. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
Cuanto más neutra sea la salsa de tomate que utilices, mejor que mejor. Puedes usar salsa de tomate casera, passata (una salsa de tomate más concentrada de lo habitual) o envasada, la condición es que no tenga más ingredientes que el tomate.

Si quieres darle un toque ahumado puedes utilizar humo líquido. Utiliza solo unas gotas al final de la cocción, es solo un matiz de sabor y es opcional.

Puedes utilizar esta salsa barbacoa para cocinar recetas como alitas de pollo barbacoa o costillas de cerdo a la barbacoa.