Queso fresco en Crock Pot

Queso fresco. Receta para Crock Pot

La cabra tira al monte, y a mí, en cuestión de lácteos, se me ve el plumero de lejos. Desde muy pequeña, los quesos, sin excepciones, han estado dentro de mis alimentos preferidos. Puede que los más preferidos de todos. Tanto que, a veces, al volver de la compra, me sorprendo sacando de la bolsa no uno ni dos quesos, sino en ocasiones cinco o más, sin ser consciente de haberme pegado semejante pasón quesero.

Si quieres conquistarme, tráeme un buen requesón no industrial o dime dónde puedo encontrarlo. Si me quieres alegrar el día, corta una tajada de queso curado. Si quieres que me ponga muy contenta, saca ese queso fresco que tienes ahí apartado y corta dos raciones.

Caí en la cuenta de que podía utilizar la Crock Pot para hacer queso fresco gracias a Carmen, de nuestra comunidad de Facebook, que tras un experimento de yogur fallido terminó con un queso fresco DIY en su nevera. La clave para hacer algo decente con esta receta es utilizar leche fresca pasteurizada de vaca –las leches UHT no dan buen resultado– y cortar la leche con un vinagre suave, como el de manzana. Queseros curiosos del mundo crock, con este queso no ganaréis un campeonato regional, pero, ¿no da un gusto tremendo hacer estas cosas en casa?

Cómo hacer queso fresco en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: lácteos
Raciones: 1 pieza de 200g
Ingredientes
  • 1250ml de leche de vaca pasteurizada
  • 125ml de vinagre de manzana
  • 4g de sal
Elaboración
  1. Calienta la leche durante 2 horas y media en ALTA. La leche debe estar a más de 60º para comenzar a precipitar.
  2. Pasado ese tiempo, añade la sal y remueve.
  3. No apagues la olla y ve incorporando poco a poco el vinagre. Vierte menos de la mitad del vinagre indicado. Deja que repose 2 minutos y remueve suavemente. Vierte otra parte de vinagre, vuelve a dejar que repose 5 minutos y remueve. La proteína de la leche debería empezar a coagularse separándose del suero. Vuelve a añadir otra parte de vinagre, deja reposar 5 minutos y remueve suavemente con un tenedor. El queso estará listo para escurrir cuando veas que la leche se separa en un líquido amarillento (suero) y gránulos blancos. Es posible que necesites añadir un poco más de vinagre hasta conseguirlo.
  4. Deja reposar la mezcla ya separada durante 15 minutos con la olla apagada.
  5. Vierte el contenido poco a poco en un recipiente para hacer queso o en un colador.
  6. Deja que escurra y enfríe a temperatura ambiente y refrigera.
  7. Puedes consumir el queso tras tres horas de refrigeración y hasta cuatro días tras la elaboración.

  8. Queso fresco. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
Si no tienes un molde con el que escurrir el suero y dar forma al queso, puedes utilizar un colador y colocar encima un paño de hilo fino. Cuando solo queden los sólidos, forma una bola moldeando con las manos y deja que se endurezca antes de quitar la tela.

Utiliza siempre leche fresca pasteurizada de vaca. La leche UHT no precipita de la misma manera y apenas se obtienen sólidos con ella.