Pulled pork hoisin en Crock Pot

Pulled pork hoisin. Receta para Crock Pot

Hubo un tiempo, no muy lejano, en el que esta tragaldabas no conocía el pulled pork. Estoy segura de que me rondaba como si de la serpiente de Adán y Eva se tratara, pero yo estaba a mis cosas y lo dejaba pasar. ¿Pulled qué? y seguía moliendo café. ¿Que con la paleta de cerdo se hace qué? y pasaba las hojas de la revista. Pero, un día, la paleta de cerdo me cayó del cielo, virtualmente, claro, y empecé a comer pulled pork con ansia, a soñar con el pulled pork, a llorar como un niño si esa semana no caían unas briznas de esa maravillosa carne en mi gaznate.

Después de hit que supuso en mi casa el descubrimiento del pulled pork, había que variar la fórmula para tener más recursos. Y quería una receta que no tuviera demasiada complicación, con un punto de sabor de los que te dejan clavado al plato. Me acordé de la salsa hoisin, una salsa china a base de soja fermentada, espesa, oscura y con un sabor intenso que incita a la lujuria gastronómica.

La salsa hoisin se encuentra en tiendas de alimentación orientales y en las zonas de comida internacional de grandes superficies. Si quieres probar esta receta, compra un par de tarros cuando pases por un bazar chino –el segundo volará también pronto, es una salsa muy apetecible– y guárdalos para la ocasión. El destino perfecto del pulled pork hoisin es desaparecer en tu boca envuelto en pan, pero si comer bocadillos no es lo que más te apetece, este plato funciona muy bien acompañado de arroz y una ensalada oriental.

Cómo hacer pulled pork hoisin en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: BAJA
Cocina: estadounidense, oriental
Raciones: 8-10
Ingredientes
  • 1 paleta de cerdo de aproximadamente 3kg, con piel y hueso
  • 1 bote de salsa hoisin (400gr aproximadamente)
  • Jengibre fresco
  • 1 lima
  • 1 cucharadita de vinagre de arroz
  • Sal
  • 50ml de agua
Elaboración
  1. Sala la paleta ligeramente (la salsa hoisin terminará de aportar sal a la receta).
  2. Ralla el jengibre hasta obtener una cucharada de pulpa. Frota la paleta con la pulpa de jengibre.
  3. Pincela la paleta con la salsa hoisin hasta cubrirla por completo.
  4. Coloca la paleta de cerdo en la olla con la piel hacia arriba, sobre una rejilla o algún elemento que la separe del fondo.
  5. Exprime la lima y rocía la carne con el zumo.
  6. Pon el agua en el fondo de la olla junto con el vinagre y la salsa hoisin que no hayas utilizado al pincelar la carne.
  7. Cocina durante 8 horas en BAJA.
  8. Extrae el jugo que queda en el fondo y redúcelo al fuego en un cazo aparte hasta que esté un poco cremoso.
  9. Saca la pieza a una bandeja, elimina la piel y la grasa, y vierte sobre la paleta el jugo reducido, impregnando bien por todos los lados. Deja reposar durante 30 minutos.
  10. Desmiga la carne con la ayuda de dos tenedores y mezcla con la salsa.
  11. Sirve en bocadillos con ensalada oriental o emplatado con una guarnición.

  12. Pulled pork hoisin. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
Si no tienes a mano vinagre de arroz, puedes sustituirlo por un vinagre de manzana o balsámico.

La salsa hoisin no tiene fácil sustitución en esta receta; si no la encuentras y no quieres dejar de hacerla, puedes preparar una salsa hoisin casera con salsa de soja según esta receta de Cocina y Aficiones.