Pollo al ajillo en Crock Pot

  Pollo al ajillo. Receta para Crock Pot

El pollo al ajillo es una de esas recetas que mi madre borda. Sí, sé que la tuya también, pero el ajillo de mi madre… ¡ay! ese sabor, esos ajos confitaditos, ese pollo tierno. Uno de los recuerdos comilones de infancia más lúcidos que tengo es una cazuela de pollo al ajillo –una o decenas de ellas– sobre la mesa, y una barra de pan cortada al lado esperando para rebañar la salsa.

Hacerlo en slow cooker es muy fácil, pero esta receta sale mucho más rica si abusamos un poquito de la sartén al principio para sacar todo lo bueno de los ajos pochaditos, la piel un poco churruscada del pollo y el golpe de calor del vino.

Puedes utilizar un pollo entero troceado, muslitos o, como es el caso, delicias de contramuslos, que un día caprichoso lo tiene cualquiera. No seas perezoso en los preliminares porque te va a compensar, que luego el pollo se tira tres horas sin darte la lata en su retiro crockpotero. Esta receta de pollo al ajillo en Crock Pot es perfecta para una cocina de diario, incluso para cocinar en grandes cantidades y guardar en raciones en el congelador por si las moscas.

Cómo hacer pollo al ajillo en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: BAJA
Cocina: española, aves, segundo plato
Raciones: 4
Ingredientes
  • 1kg de pollo de corral troceado
  • 1 cabeza de ajos grande
  • 75ml de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal
  • 1 ramita de tomillo fresco o romero (opcional)
Elaboración
  1. Precalienta el slow cooker en temperatura alta, añadiendo el aceite justo para que cubra el fondo de la olla.
  2. Corta la cabeza de ajos por la mitad, pela los ajos y ponlos a freír en una sartén a temperatura media. Con este paso conseguirás aromatizar el aceite y que los ajos se cocinen. Cuando empiecen a dorarse, sácalos con una espumadera, añádelos a la Crock Pot y cierra la tapa.
  3. Salpimienta el pollo troceado y fríelo en la sartén a fuego fuerte sin cambiar el aceite.
  4. Cuando el pollo esté dorado, resérvalo en un plato. Cuando hayas frito todas las tandas, ponlo en la olla de cocción lenta junto con los ajos y una parte del aceite en el que has frito el pollo.
  5. Retira todo el aceite de la sartén y vierte el vino blanco. Deja que se cocine durante un minuto para que pierda el alcohol y añádelo a la olla. Remueve bien para que se mezcle.
  6. Puedes aromatizar el pollo al ajillo añadiendo una ramita de tomillo fresco o romero en este momento.
  7. Pon la olla en BAJA y cocina durante 3 horas.

Recomendaciones
En esta receta precalentamos la Crock Pot mientras preparamos el pollo al ajillo en la sartén para aprovechar el tiempo y poder acortar la cocción a tres horas. Si se te olvida precalentar tu slow cooker no te preocupes, tan solo alarga 30 minutos la cocción.

El tiempo de cocción es aproximado y depende de cada olla y las piezas de pollo que utilices. Comprueba la cocción, la carne tiene que estar tierna y desprenderse fácilmente del hueso.