Plum cake. Receta para Crock Pot

Plum cake. Receta para Crock Pot

Ha pasado menos de un año desde el primer bizcocho que hice en slow cooker. Antes hubo algún intento que terminó en fracaso –cosas de no dominar la técnica–, pero a partir de ese bizcocho cuatro cuartos, todo fue como la seda. La familia de bizcochos cocinados en slow cooker no deja de crecer y ya no cabe duda de que es una excelente alternativa al horno para hacer estas delicias esponjosas.

Con estos antecedentes, el plum cake no podía faltar en Crockpotting. Una de las condiciones para hacer este pastel es que debe ser alargado, que por algo a los moldes rectangulares y altos se les llama molde de plum cake, aunque luego se hagan con ellos panes, bizcochos, pudines y lo que Dios le dé a entender al pastelero de turno.

La otra condición es que lleve frutos secos, sin ponerse muy purista sobre si solo lleva pasas o admite más ingredientes, (que los admite). Todo tipo de fruta deshidratada o seca le va bien. Una buena mezcla de ellas con pasas e incluso alguna nuez que otra lo convierte en un festival. Su chorrito de brandy o ron lo emborracha con mesura, y un buen batido de la masa inicial lo esponja como un gato al sol.

Cómo hacer plum cake en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: bizcochos
Raciones: 6-8
Ingredientes
  • 250g de harina
  • 2 huevos
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 160g de azúcar en polvo
  • Azúcar vainillado
  • 8g de levadura química o impulsor
  • 50ml de leche
  • Brandy o coñac
  • 1 pizca de sal
  • 160g de pasas o de mezcla de pasas y frutos deshidratados
  • Spray desmoldante o mantequilla a temperatura ambiente
Elaboración
  1. Precalienta el slow cooker en ALTA mientras preparas los ingredientes. Si tienes tiempo de alargar el precalentamiento a una hora, el plum cake subirá más.
  2. Remoja las pasas o la mezcla de frutos deshidratados con el coñac o brandy.
  3. Mezcla la mantequilla a temperatura ambiente o en pomada junto con el azúcar y una punta de cucharadita de azúcar vainillado. Utiliza una batidora de varillas para hacerlo más fácilmente.
  4. Añade los huevos de uno en uno batiendo con la batidora eléctrica de varillas cada vez hasta mezclar por completo. Bate durante varios minutos para lograr una masa aireada.
  5. Tamiza la harina y añade un tercio a la mezcla junto con la levadura y una pizca de sal. Mezcla a mano con ayuda de una espátula y movimientos suaves. Añade el segundo tercio y procede de la misma manera.
  6. Escurre las pasas o frutos y reserva el licor.
  7. Incorpora las pasas a la harina que queda y remueve hasta que queden bien impregnadas. Agrega la harina con las pasas a la masa, incorpora 30ml del licor reservado y mezcla suavemente a mano –con una espátula– hasta que la masa quede homogénea.
  8. Prepara un molde alargado de plum cake, espolvorea con spray desmoldante o pincela ligeramente con mantequilla, y coloca dos tiras de papel de horno cruzadas cortadas a la medida del ancho y el largo.
  9. Vierte la masa en el molde y nivela con la espátula.
  10. Coloca el molde en el slow cooker, pon un paño de rizo sobre la Crock Pot y pon la tapa encima.
  11. Cocina durante dos horas en ALTA. Comprueba la cocción pasada la hora y media. El plum cake estará listo cuando al atravesarlo con una brocheta ésta salga limpia.
  12. Saca el molde del slow cooker, deja que repose sobre una rejilla hasta que se enfríe por completo y desmolda en frío.

  13. Plum cake. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
Para que las pasas –o la mezcla de frutas deshidratadas– queden bien repartidas por el plum cake una vez cocinado y no caigan a la parte inferior, es necesario empolvarlas con harina, de ahí que las mezclemos con la harina en el paso 7. ¡No te lo saltes por nada del mundo!

El plum cake admite un poco de variedad en el relleno. Puedes utilizar pasas, frutos rojos deshidratados, fruta confitada, nueces e incluso pepitas de chocolate.

Con la práctica, he ido comprobando que cuanto mayor sea el tiempo de precalentamiento, más y mejor se desarrollan los bizcochos. Entrar en el slow cooker con la temperatura alta pone tan contentas a las masas que estas suben con más alegría. Tenlo en cuenta y juega con el tiempo de precalentamiento aplicado y el de cocción: a más precalentamiento menos tiempo de cocción y viceversa.