Pastel de pescado en Crock Pot

Con esta receta de pastel de pescado en Crock Pot no vamos a descubrir la pólvora ni desentrañar el genoma culinario. El pastel de pescado fue una novedad en su tiempo cuando Arzak creó el pastel de kabrarroka (cabracho) introduciendo la nata en la preparación.

Lo que nos ha quedado de aquello es una receta popular, fácil de elaborar y que nos permite aprovechar los restos de pescado. ¿Que Manolín no se come toda la merluza? La guardamos y pastel de pescado al canto. ¿Que te has pasado con la ración de salmón y te han quedado dos trozacos? Saca la nata del frigo y pon la batidora a funcionar.

Vamos a utilizar La Crock Pot como un baño María; el calor, la temperatura y la humedad nos devolverán un pastel de pescado jugoso perfecto como entrante o aperitivo.

Cómo hacer pastel de pescado en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: Española, pasteles salados, pescados, primer plato
Raciones: 4
Ingredientes
  • 300 g de pescado cocinado
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 100 g de tomate frito
  • 4 huevos
  • Mantequilla en pomada
  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta
Elaboración
  1. Desmenuza el pescado, elimina las espinas, retira la piel y reserva.
  2. Mezcla en el vaso de la batidora la nata, los huevos, el tomate frito, sal y pimienta. Tritura hasta obtener una masa homogénea.
  3. Añade el pescado desmenuzado, mezcla bien, prueba el punto de sal y pimienta y rectifícalo si es necesario.
  4. Prepara un molde alargado pintando sus paredes interiores con mantequilla en pomada (a temperatura ambiente). Espolvoréalo con pan rallado, deja que se pegue a las paredes y elimina el pan rallado que no haya quedado adherido.
  5. Vierte la masa en el molde, cúbrelo con papel de aluminio y séllalo bien. Colócalo en el slow cooker y, con cuidado de no mojar el molde, vierte agua por uno de los lados hasta cubrir algo menos de la mitad del molde.
  6. Tapa la olla y programa 3 horas en ALTA.
  7. Pasado ese tiempo, destapa el molde, pincha con una brocheta y, si sale limpia, el pastel estará hecho. Si sale con masa pegada, continua la cocción hasta que esté cocido del todo.

Recomendaciones
Puedes utilizar los restos de cualquier pescado: merluza, lubina, salmón, corvina, etc. siempre bien desespinado y limpio de piel.

Con estas cantidades se cubre un molde alargado a la mitad. Si quieres hacer un pastel más grande, dobla las cantidades.

Comprueba que el molde cabe sin problemas en la olla de tu slow cooker, si no tienes un molde adecuado, hazte con uno, seguro que le acabas sacando partido. Los más adecuados son los de silicona, resultan ligeros de manipular y fáciles de desmoldar.