Mejillones en escabeche. Receta para Crock Pot

Mejillones en escabeche. Receta para Crock Pot

Últimamente me estoy aficionado a comer mejillones en todas sus formas. Al vapor o a la crema cuando caigo en un sitio de confianza y producto fresquísimo. En lata como aperitivo –allá donde veo una marca nueva, allá que compro una lata de mejis–. Creo que de pequeña tuve algún trauma con los mejillones que no recuerdo, porque durante años me he negado a comerlos por sistema. Puede que entonces me llegaran al plato sobrecocidos y con textura de chicle acompañando a un arroz con cosas, y de ahí mi rechazo. El caso es que el mejillón por fin ha entrado en mi vida y me hago cruces del tiempo de disfrute que hemos perdido juntos.

El año pasado empecé a hacer algunos escabeches en slow cooker que me alegraron el verano, cuando más apetece comer cosas fresquitas. El de mejillones es muy sencillo y relativamente rápido, pues no requiere de una cocción propiamente dicha, tan solo un calentamiento del escabeche y una infusión de los ajos en el aceite que asegura un sabor final con carácter.

Cómo hacer mejillones en escabeche en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: BAJA
Cocina: española
Raciones: 300g de mejillones (peso escurrido)
Ingredientes
  • 2kg de mejillones enteros cocidos* (300g de mejillones sin concha)
  • 300ml de aceite de oliva virgen extra
  • 100ml de vinagre de manzana
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • Una pizca de pimentón picante
  • 10 granos de pimienta negra
  • 5 granos de pimienta blanca
  • 1 hoja de laurel
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
Elaboración
  1. Pon el aceite en el slow cooker.
  2. Pela los ajos y dales un golpe con una maza o presiona con la hoja de un cuchillo. Tienen que quedar enteros pero ligeramente rotos.
  3. Coloca los ajos, las pimientas y el laurel en el aceite, tapa la olla de cocción lenta y calienta durante dos horas en BAJA.
  4. Retira los ajos y el laurel, y deja que el aceite se temple.
  5. Mezcla el pimentón con el aceite.
  6. Disuelve la sal en el vinagre. Incorpora el vinagre al aceite y mezcla.
  7. Saca los mejillones de sus conchas y desecha estas. Guarda medio vaso del jugo de cocción de los mejillones e incorpóralo al aceite.
  8. Pon los mejillones en el escabeche cuidando que queden bien cubiertos. Deja que reposen un poco en el slow cooker caliente y pásalos a un recipiente con cierre hermético. Conserva en frío y deja reposar durante dos días antes de servir.

  9. Mejillones en escabeche. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
Los mejillones en escabeche se pueden conservar durante varios días –4 o 5–en el frigorífico siempre que queden completamente cubiertos por el escabeche.

*Puedes comprar los mejillones ya cocinados y envasados en bolsas al vacío o comprarlos crudos y cocerlos en casa. Si lo haces así, limpia las conchas de los mejillones con un estropajo metálico y elimina las barbas haciendo presión con una navaja. Prepara una cazuela con un dedo de agua, un poco de sal y un chorro de vino blanco, y ponla al fuego hasta que hierva. Pon los mejillones en la cazuela y tapa. Deja que se cuezan hasta que abran las conchas por completo. Deshecha los mejillones rotos o cerrados y reserva el líquido de cocción.