Cómo hacer leche merengada en crock pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: bebidas
Raciones: 5-6
Ingredientes
  • 1 litro de leche
  • 1 limón (solo usaremos la piel)
  • 1 palo de canela
  • 125 g de azúcar
  • 4 claras de huevo
  • Canela en polvo
Elaboración
  1. Lava el limón a fondo y sécalo. Saca la piel del limón con ayuda de un pelador de verduras cuidando que no lleve albedo (la parte blanca) porque amargaría la leche.
  2. Pon la leche en el recipiente del slow cooker, añade la piel de limón, la canela y 50 g de azúcar. Remueve y deja que se caliente en ALTA durante hora y 30 minutos aproximadamente.
  3. Una vez acabado el calentamiento, apaga y deja que se temple la leche dentro del slow cooker. Cuélala y pásala a un recipiente*. Deja que repose en el frigorífico hasta que esté completamente fría.
  4. Pon el recipiente en el congelador. Cuando empiece a solidificarse (entre 2 y 3 horas), corta la leche con una espátula metálica o bátela con la batidora. Devuelve el recipiente al congelador y vuelve a batir cuando empiece a estar sólido de nuevo.
  5. A partir de aquí, puedes hacer la leche merengada según las instrucciones que siguen o congelar la leche hasta utilizarla (no más de un día).
  6. Monta las claras a punto de nieve con una batidora de varillas. Puedes usar un poco de crémor tártaro si lo tienes, dará estabilidad a las claras montadas.
  7. Cuando el merengue esté espeso, añade el resto de azúcar poco a poco y sigue batiendo hasta que quede firme.
  8. Tritura con la batidora de brazo la leche semicongelada y añade el merengue. Mezcla con una espátula o una varilla manual hasta que esté integrado. Sirve muy fría y al momento con un poco de canela en polvo.
  9. Si has congelado la leche, sácala y déjala un par de horas fuera del congelador a temperatura ambiente. Cuando esté semicongelada, rómpela con una espátula metálica o un tenedor, tritúrala y sigue la receta a partir del paso 6.
  10. Leche merengada. Receta para crock pot o slow cooker
Recomendaciones
*Utiliza un recipiente que te permita manipular la leche semicongelada: piensa en un táper más que en una jarra; que sea de boca ancha y profundidad media.

Puedes hacer infusionar la leche de víspera, dar un primer batido y dejar que se congele para servirla al día siguiente. Entonces solo tendrás que sacar del congelador el recipiente un par de horas antes (a temperatura ambiente) y triturar con la batidora antes de mezclar con el merengue.

No guardes la leche merengada una vez mezclada, porque se irá abajo durante el reposo y quedará reducida a la mitad. Haz la mezcla de leche y merengue justo antes de consumirla.
Recipe by Crockpotting at http://www.crockpotting.es/leche-merengada/