Crema inglesa
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Función: ALTA
Cocina: dulces
Raciones: 2 botes de 250ml aprox.
Ingredientes
  • 500 ml de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 75 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla o vainilla en polvo
Utensilios
  • Botes de vidrio con cierre hermético
  • Termómetro de cocina
Elaboración
  1. Haz un corte a lo largo en la vaina de vainilla, sin que llegue a cortar el fondo. Debe quedar abierta por una de la caras. Raspa el interior con la punta del cuchillo para que la pulpa se desprenda.
  2. Calienta la leche en un cazo al fuego con la rama de vainilla (con toda su pulpa adherida a la vaina) o una pequeña cantidad de vainilla en polvo (el sabor debe ser equilibrado). Retira el cazo del fuego justo antes de que empiece a hervir y deja que se temple.
  3. Bate las yemas de huevo con el azúcar hasta que la mezcla quede homogénea.
  4. Retira la vainilla y ve añadiendo la leche sobre la mezcla de huevo poco a poco sin dejar de batir a mano.
  5. Filtra la mezcla con un colador y repártela en dos botes de cierre hermético de 250 ml de capacidad.
  6. Cierra los botes y ponlos en el recipiente del slow cooker.
  7. Añade agua caliente (del grifo) al slow cooker hasta que el agua cubra hasta el nivel de la crema.
  8. Pon la tapa y cocina durante 2 horas y 30 minutos en ALTA.
  9. Utiliza un termómetro de cocina para controlar la temperatura del agua. Debe mantenerse por debajo de los 85º para que no se corte. Si llega a esa temperatura antes del tiempo indicado, la crema estará hecha. Si es así, saca los botes del slow cooker.
  10. Saca los botes con ayuda de unas pinzas de conservas y agita la crema para que se mezcle bien.
  11. Deja enfriar la crema a temperatura ambiente, guárdala en frío y no abras los botes hasta el momento de utilizarla. La crema inglesa dura hasta 3 días en frío y con el recipiente cerrado.
  12. Crema inglesa. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
La crema inglesa o crème anglaise se usa como base para hacer helados, como salsa dulce para acompañar tartas como la tatin, o para montar postres con frutas frescas o cocinadas.

Puedes aprovechar las claras que te sobren para hacer una bica de Laza o algún postre con merengue.

El termómetro de cocina es fundamental para hacer la crema inglesa con o sin slow cooker. Si se sobrepasa el punto de coagulación de las proteínas se obtendrá una textura demasiado espesa y granulada. Si ves que la crema se te ha coagulado demasiado al rebasar la temperatura límite, sálvala pasándola a un recipiente limpio, batiéndola y colándola con el colador chino.
Recipe by Crockpotting at http://www.crockpotting.es/crema-inglesa/