Desayunos y meriendas. Diez recetas para crock pot (III)

Desayunos y meriendas. Diez recetas para crock pot III

Este es el tercer recopilatorio de recetas de desayunos y meriendas para crock pot que publico, y seguro que no será el último, que la cocina dulce en slow cooker es tan importante y copiosa como la salada. Apunta estas referencias para que nadie pueda decir en tu casa que merendar o desayunar es un acto rutinario. ¡Anota, que vienen curvas!

Diez recetas de desayunos y meriendas en crock pot o slow cooker

Red velvet. Puedes vestir este red velvet con una cobertura o dejarlo tal cual, de cualquiera de las maneras será centro de atención en tus desayunos o meriendas, es lo que tiene ser de color rojo y salirse de la norma.

Apple butter. Un untable que tendrás que racionar para que no desaparezca en cuestión de minutos. Sirve igual para extender en tostadas, sobre brioche o acompañar un yogur. Es fruta pura y, sin duda, una buena manera de dar un descanso al día o empezarlo con energía.

Cupcakes gigantes. Estos cupcakes son una gamberrada crockpotera de categoría que serán la sorpresa de una merienda infantil. Si te pones en plan megalómano, puedes hacer un solo cupcake en un molde grande, decorarlo y quedarte con todo el mundo.

Crema inglesa. Esta crema –un básico de pastelería que es muy fácil de hacer con crock pot– es un acompañante ideal para fruta preparada, bizcochos o tartas. Resérvala para la merienda o desayuno de los domingos en familia: te harán la ola y recogerán los platos.

Mermelada de melocotón y vainilla. El melocotón y la vainilla son una pareja perfecta. Cuando hagas mermelada de melocotón en temporada, no olvides añadirle vainilla y notarás la diferencia.

Desayunos y meriendas. Diez recetas para crock pot III
Mermelada de ciruela y canela. En los desayunos y meriendas de invierno, poder recordar la temporada de ciruelas mientras extiendes esta mermelada en una tostada de pan o en un croissant pasado por la plancha, no tiene precio. No la dejes escapar.

Bizcocho salado de brie, bacon y aceitunas. ¿Quién dijo que las meriendas o la primera comida del día tienen que ser dulces? A los fans de lo salado les encantará este bizcocho de brie, bacón y aceitunas, un bocado entre el bizcocho y la quiche perfecto para cargar energías.

Bizcocho Tatin de higos. Las tartas al revés son toda una sorpresa, y este bizcocho Tatin de higos, inspirado en la famosa tarta de manzana Tatin, no tiene nada que envidiar a su mentora. Esperarás la temporada de higos con la nariz pegada a la ventana.

Bizcocho marmolado de calabaza y chocolate. Tierno como él solo, el bizcocho marmolado de calabaza y chocolate es una delicia. Aunque el otoño es el tiempo de las calabazas, aprovecha que las puedes encontrar prácticamente durante todo el año y no te prives.

Mermelada de bacón. ¿Cómo clasificar esta mermelada que no es dulce pero sí salada y que está a tope de umami en cada lametón? Es perfecta para acompañar quesos, sobre todo cremosos, y comer sobre pan o como complemento de bocadillos glotones.