Dahl de lentejas rojas en Crock Pot

Dahl de lentejas rojas. Receta para Crock Pot

Eran pequeñas y de un color anaranjado muy descarado. Me miraban poniendo ojitos desde el lineal de una tienda poco convencional y yo, que no tengo freno cuando se trata de probar cosas nuevas, me las traje a casa y las puse a vivir en un bote con vistas mientras esperaban su turno para hacerme feliz en el buche. Lentejas rojas, pequeñas y repeladas. Lentejas en pelotas de las que no se duchan antes de tirase a la piscina, que no necesitan remojo las tías. Unas adelantadas a su tiempo.

Son completamente diferentes a las lentejas que se estilan por aquí: las castellanas, las pardinas o la Letizia de las Lens culinaris, la de la Armuña. Se cocinan por menos tiempo (son pequeñas y no tienen piel) para deshacerlas y cocinar sopas cremosas o purés. Dahl es en realidad el nombre que se da en la India a las legumbres peladas y, por extensión, a los platos que se cocinan con ellas. Esta receta de dahl de lentejas rojas en Crock Pot sorprende por el sabor fresco que aportan la lima, el cardamomo y la leche de coco. ¡Pruébala y te sorprenderá!

Cómo hacer dahl de lentejas rojas en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: india, cremas, legumbres
Raciones: 4
Ingredientes
  • 500g de lentejas rojas
  • 1 cebolla grande
  • 300 ml de leche de coco
  • 1 lima
  • 1 cucharadita de café de curry
  • 12 vainas de cardamomo
  • 1 cucharadita de café de comino molido
  • 2 ramas de canela
  • 400g de tomates enteros en lata
  • Sal
  • 1l de agua
Elaboración
  1. Sin pasar por remojo, pon las lentejas en la olla. Añade la cebolla picada, el tomate roto con las manos o picado, y las especias (curry, canela, cardamomo y comino).
  2. Añade el agua y un poco de sal y remueve para que quede bien mezclado.
  3. Programa 3 horas en ALTA. Cuando lleves dos horas de cocción, abre la olla y remueve bien para distribuir el contenido del guiso; las lentejas habrán absorbido gran parte de agua pero no será necesario que añadas más.
  4. Cuando haya terminado la cocción, las lentejas estarán casi deshechas. Elimina las vainas de cardamomo y la canela, saca las semillas de dos vainas de cardamomo y añádelas al guiso.
  5. Tritura las lentejas con la batidora de brazo o un robot de cocina y pasa el puré por el pasapurés para que la textura sea aún más fina.
  6. Pasa el dahl a un cazo, añade la leche de coco y el zumo de una lima y mezcla bien. Prueba y rectifica el punto de sal si es necesario. Sirve el dahl caliente.

  7. Dahl de lentejas rojas, receta para Crock Pot
Recomendaciones
SI quieres evitar que las vainas de cardamomo se pierdan en el guiso, puedes ponerlas dentro de un infusor para poder eliminarlas luego sin problemas. También puedes hacer un hatillo con las ramas de canela utilizando hilo de cocina para atarlas.

Cuando abras la tapa para ver cómo va el guiso (a las dos horas aproximadamente) lo que verás puede ser muy escandaloso: apenas hay líquido visible y las lentejas parecen gremlins a punto de hacer alguna fechoría. No pasa nada, si remueves bien el guiso equilibrarás de nuevo los líquidos y podrás continuar la cocción. Si aún así te parece que el dahl está muy seco, rectifica con un poco de agua caliente.