Costillas de cerdo a la barbacoa en Crock Pot

Costillas barbacoa. Receta para Crock Pot

Ya sabes que la Crock Pot es un trasto muy utilizado en la cocina doméstica en EEUU. Muchas de las recetas que llegan de allí se basan en, por decirlo de alguna manera, carnaza a lo bestia. De ternera, de cerdo, T-Bones y chuletones a diestro y siniestro, carnitas y cochinitas tomadas de sus vecinos mexicanos.

En Crockpotting se guisa a la española sin hacer ascos a la cocina internacional, como estas costillas a la barbacoa que hoy nos ocupan, una receta de esas de comer con servilletas de papel, chuparse los dedos incluso con ruido, y dejar el plato hecho unos zorros. Que a la mesa vamos a disfrutar y es un gusto dejarse de convenciones.

Esta receta es muy sencilla de hacer, basta con marcar la carne en la plancha (se puede hacer sin marcarla, pero no sale tan rica) y dejar que se cocine durante varias horas con salsa barbacoa. Recomiendo comerlas de inmediato, sin dejar pasar mucho tiempo de reposo y recalentarlas lo menos posible, aunque si tienes que hacerlo con alguna sobra, hazlo en una cazuela a fuego suave y evita el microondas, que en este caso solo conseguiría resecar la carne.

Cómo hacer costillas de cerdo a la barbacoa en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA o BAJA
Cocina: estadounidense, carnes, segundos platos
Raciones: 4
Ingredientes
Elaboración
  1. Escoge tu mezcla de especias y hierbas aromáticas preferida y espolvorea con ella las costillas. Salpimienta y deja que reposen durante 8 horas en el frigorífico tapadas con film de cocina.
  2. Prepara una plancha de asar y caliéntala.
  3. Espolvorea azúcar moreno sobre las costillas y, cuando la plancha esté caliente, pincélala con un poco de aceite de oliva y márcalas por ambos lados para que se doren, (cuida que no queden negras, controla el tiempo y el fuego).
  4. Embadurna cada costillar con salsa barbacoa y reserva la que sobre para servir.
  5. Coloca las costillas en el recipiente extraíble de pie, sujetándose unas a otras, para que la cocción sea uniforme.
  6. Cocina durante 4 horas en ALTA u 8 horas en BAJA.
  7. Media hora antes de terminar la cocción, abre la tapa y comprueba el punto de la carne, que deberá desprenderse del hueso con facilidad. Si es así, deja que terminen de hacerse a olla destapada para que la salsa se reduzca, ya que saldrá algo líquida.
  8. Sirve las costillas de inmediato acompañadas por la salsa barbacoa sobrante.

  9. Receta de costillas de cerdo a la barbacoa
Recomendaciones
Si no te gusta la idea de añadirle azúcar a la carne, no se la pongas. El azúcar moreno se utiliza para que la carne se caramelice al marcarla en la plancha, pero no es imprescindible en la receta.

Utiliza la salsa barbacoa que más te guste, pero ten en cuenta que merece la pena buscar una de calidad, ya que marcará por completo el carácter del plato.

Cuando publiqué esta receta por primera vez, cocinaba las costillas con toda la salsa barbacoa en el slow cooker, pero recientemente la he actualizado reservando una parte de salsa para servir. La razón es que no es necesario que las costillas naden en salsa para que se hagan bien y la salsa puede quedar muy aguada. Puedes usar cualquiera de las dos maneras de hacerlas: limitando la salsa a la que quede embadurnando las costillas o añadiendo toda la salsa para que queden casi cubiertas de salsa.