Caldereta de cordero en Crock Pot

Caldereta de cordero. Receta para Crock Pot

Hay días en los que este invierno tan primaveral y desestructurado que estamos teniendo invita a comer calentito y de cuchara. Son esos días en los que, de pronto, la nieve es noticia excepcional en pleno febrero o miramos la lluvia caer como un privilegio negado por mucho tiempo. Que al clima lo estamos volviendo loco parece un hecho, que ya no sabe una si desempolvar las recetas de verano o liarse a hacer potajes como una posesa.

Quien dice potaje, dice caldereta, ese guiso tan español y patatero  que a mí, irremediablemente, me recuerda las notas de Gamberros Unidos que tantos buenos momentos me dieron en mis años mozos. En esta receta de caldereta de cordero, la patata manda, por eso el cordero, que admite largas cocciones en temperatura baja, se pliega a las necesidades del tubérculo –a la patata le va mejor la temperatura alta–, resultando un guiso relativamente rápido hablando en términos de slow cook, claro.

Si pides una pata de cordero troceada en la carnicería, lo más probable es que te la partan con el machete sin quitar el hueso. Para el carnicero es la vía más cómoda, pero para ti se puede convertir en un guiso incómodo de comer lleno de astillas de hueso. Así que, con tu mejor sonrisa y un por favor  en la boca, pide que te separen la carne del hueso –que te llevarás para dar saborcete– y te troceen la carne para caldereta.

Cómo hacer caldereta de cordero en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: española
Raciones: 4
Ingredientes
  • 600g de carne de pierna de cordero (sin contar con el hueso)
  • El hueso de la pata
  • 2 patatas grandes
  • 1 zanahoria
  • ¼ de puerro
  • ½ de pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • ½ rama de apio
  • 150ml de vino tinto
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rama de tomillo fresco
  • 1 rodaja de pan
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
Elaboración
  1. Pide en la carnicería que te separen la carne del hueso y que troceen la carne para caldereta. Reserva el hueso para dar sustancia al guiso. Salpimienta la carne y reserva.
  2. Fríe el pan por los dos lados en una sartén con aceite de oliva hasta que quede dorado. Reserva.
  3. Pela las patatas, lávalas y córtalas en trozos haciendo un corte incompleto con el cuchillo y chascando el resto. Coloca las patatas en el fondo del slow cooker.
  4. Corta los pimientos en tiras finas, pica la cebolla y el apio en trozos muy pequeños, y la zanahoria y el puerro en rodajas.
  5. Saltea las verduras en una sartén con aceite de oliva durante unos minutos, añade un poco de sal y viértelas en una capa sobre las patatas. Coloca la rebanada de pan frito encima.
  6. Pela los ajos y fríelos un poco en una sartén. Incorpora la carne y el hueso y deja que cambie de color por todos los lados. Baña la carne con el vino tinto y deja que reduzca durante unos minutos.
  7. Vierte el contenido de la sartén con la carne y el hueso en el slow cooker, añade la rama de tomillo y cubre con agua medio dedo por encima de la carne.
  8. Cocina durante 4 horas en ALTA.
  9. Elimina el hueso del guiso, rectifica de sal y pimienta y deja repose durante un mínimo de una hora antes de servir.

  10. Caldereta de cordero. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
La elección de las patatas es la clave para que la caldereta tenga éxito. Si la patata no es adecuada para la cocción, puede quedar dura y acartonada. Escoge patatas aptas para cocer y guisar. La variedad Monalisa da muy buenos resultados, si la ves en el mercado, para la saca.

El almidón de la patata y la rebanada de pan frito son suficientes para espesar la caldereta y que el caldo quede bien trabado, pero es conveniente no abusar de los líquidos y añadir la cantidad justa de agua a la olla. Recuerda que en slow cooker el líquido no se evapora durante la cocción.