Blondie de turrón de yema quemada. Receta de Navidad para crock pot

Blondie de turron de yema. Receta de Navidad para Crock PotChez Crockpotting los turrones suelen cobrar vida propia y nos asaltan desde cualquier esquina de la casa hasta semanas después de comer el último roscón de Reyes. Todos los años, por Navidad, nos proponemos comprar menos turrón y hacemos listas que luego nos cuesta respetar. Que si uno quiere de chocolate, el otro del duro, que a la abuela la gusta el de yema y yo cuelo el de kikos y escamas de sal como me llamo Marta.

Y así pasa lo que pasa. Después de la grande bouffe, recurrimos al truco de irlos apiñando en bandejas y platos cada vez más pequeños, como en un juego de muñecas rusas, pero los puñeteros no se acaban nunca. Este año la estrategia pasa por utilizar una buena parte de la turronada en bizcochos, natillas, blondies y otras gocheces de esas que encajan muy bien en las merendolas navideñas. ¿A quién no le apetece un café con un dulce mullidito?

El turrón de yema era el candidato perfecto para hacer un blondie digno de Santa Claus: sabor a turrón de yema, un interior esponjoso y una capa de caramelo quemado coronando el pastel. Te vendrá muy bien esta receta si, una vez terminadas las navidades, quieres eliminar todo resto de la contienda. O puedes hacerlo con antelación –calculando lo que siempre te sobra– para disfrutar de más variedad de dulces en las fiestas.

Cómo hacer blondie de turrón de yema quemada en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: estadounidense, Navidad
Raciones: 6-8
Ingredientes
  • 125g de mantequilla sin sal
  • 125g de azúcar
  • 125g de harina
  • 125g de turrón de yema quemada
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de levadura o impulsor (8g) o dos sobres de gaseosillas o 1 cucharadita de bicarbonato (8g)
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar para quemar
  • Spray antiadherente o mantequilla a temperatura ambiente
Elaboración
  1. Forra el interior de la olla con papel de cocina. Ajusta y moldea el papel y haz pequeños pliegues para adaptarlo.
  2. Precalienta el slow cooker en ALTA mientras preparas la masa del blondie.
  3. Derrite la mantequilla a fuego suave en un cazo o a baja potencia en el microondas.
  4. Bate los huevos con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas hasta que la mezcla empiece a tomar color claro y cambie a una textura cremosa.
  5. Incorpora la mantequilla y la pizca de sal sin dejar de batir hasta que esté bien mezclada.
  6. Desmiga el turrón. Puedes utilizar un procesador de alimentos o picarlo a cuchillo.
  7. Añade el turrón a la mezcla poco a poco mientras bates. El turrón debe quedar completamente incorporado en la masa.
  8. Añade el impulsor que utilices (levadura, gaseosillas o bicarbonato). Tamiza la harina (con un tamiz o un colador), incorpórala a la masa en tres veces y mezcla cada vez a mano con una espátula.
  9. Aplica un poco de spray antiadherente sobre el papel (sobre el molde si lo utilizas) o pincela con un poco de mantequilla a temperatura ambiente.
  10. Vierte la masa en la olla o molde y nivela con la espátula.
  11. Coloca un paño de rizo o microfibra sobre la olla, pon la tapa encima y cocina durante 1h 15 minutos en ALTA.
  12. Comprueba la cocción pasada una hora. El blondie debe estar húmedo y la superficie blanda. El punto deseado es cuando la masa está húmeda pero al tocar la superficie con un dedo, este no se ensucia.
  13. Saca la olla de la carcasa para que pierda calor más rápidamente y desmolda cuando la temperatura te permita hacerlo sin deformar el pastel.
  14. Cuando esté frío y desmoldado, espolvorea azúcar sobre el blondie y quémalo con un soplete de cocina. Deja que la superficie se enfríe antes de servirlo.

  15. Blondie de turron de yema. Receta de Navidad para Crock Pot
Recomendaciones
El blondie es un pastelillo jugoso, por eso hay que controlar el tiempo de cocción, que debe ser más corto que el de un bizcocho. Puede que cuando abras la tapa te parezca que está demasiado poco hecho, pero si al tocar con un dedo la superficie, está blanda pero no se pega al dedo, ya lo tienes. Al enfriarse, la capa externa se endurecerá más y el interior permanecerá tierno.

Si quemas el azúcar sobre el blondie, puedes hacerlo con antelación y darás tiempo a que el caramelo se asiente y se ablande un poco, lo que te facilitará el corte.