Alitas de pollo orientales en Crock Pot

Alitas de pollo orientales. Receta para Crock Pot

Tardé años en descubrir las alitas de pollo. No recuerdo si es que antes no se vendían por separado o que sencillamente en casa no se las veía como algo digno de respeto. En cualquiera de los dos casos, cuando se cocinaban siempre iban pegadas a un hermoso pollo o aparecían entre el despiece de un arroz con cosas. Y solían quedar en una orilla del plato como el amigo patoso con el que nadie quiere bailar, pobres.

Craso error. Las alitas de pollo bien cocinadas son contagiosas y divertidas de comer, perfectas anfitrionas de salsas y adobos potentes. Hechas en slow cooker resultan muy tiernas y se despegan del hueso con solo mirarlas. Vamos, que son como las pipas, que no te puedes comer ni una ni dos, que el problema es cuándo parar de darle al diente y al rechupeteo.

El clásico de los clásicos son las alitas barbacoa, primas estadounidenses de la receta que nos ocupa: unas alitas de pollo orientales cocinadas en Crock Pot y maceradas en salsa de soja, lima y jengibre, que querrás repetir una y otra vez. Es un plato estupendo para comidas o cenas informales, de esas en las que siempre hay una pila de servilletas de papel cerca y cero convenciones en cuanto a lo de comer con las manos. Cocínalas para la chavalería, tenlas listas cuando invites a los amigos a ver esa final tan tensa, o hazte una remesa solo para ti y enciérrate en la cocina a devorarlas.

Cómo hacer alitas de pollo orientales en Crock Pot
 
Preparación
Cocción
Total
 
Autor:
Temperatura: ALTA
Cocina: Asiática
Raciones: 4-5
Ingredientes
Elaboración
  1. Elimina la punta de las alitas. Parte las alitas en dos por la unión de la articulación.
  2. Mezcla la miel, la salsa de soja, la ralladura de la lima y su zumo, la pimienta y el jengibre para hacer la marinada.
  3. Pon las alitas en una bolsa zip y vierte dentro el líquido de la marinada. Cierra intentando eliminar la mayor cantidad de aire que sea posible y masajea la bolsa para que la marinada se distribuya sobre la carne.
  4. Guarda la bolsa en frío durante 8 horas.
  5. Mueve la bolsa para volver a distribuir el líquido. Abre la bolsa y coloca las alitas en el slow cooker. Pincela las alitas con parte de la marinada y desecha el líquido restante que haya quedado en la bolsa.
  6. Espolvorea una cucharadita de espesante instantáneo de fécula sobre las alitas.
  7. Cocina durante 3 horas en ALTA.
  8. Limpia la cebolleta, elimina las capas más secas y córtala en rodajas. Trocea el cebollino muy fino y separa las hojas de cilantro de los tallos.
  9. Recoge el jugo de las alitas y pásalo a un cazo. Reduce al fuego hasta que quede algo espeso.
  10. Sirve las alitas recién hechas y calientes pintadas con el jugo reducido. Coloca encima la cebolleta, las hojas de cilantro y el cebollino picado.

  11. Alitas de pollo orientales. Receta para Crock Pot
Recomendaciones
No tires las puntas de las alitas de pollo. Guárdalas en una bolsa en el congelador para usarlas cuando vayas a hacer caldo de ave.

No hay que añadir toda la marinada a las alitas a la hora de cocinarlas. Si lo hiciéramos, la salsa saldría salada en exceso. La salsa resultante será una mezcla de los jugos del pollo y la marinada que queda adherida a la carne.